• No instalar, pegar, colgar, fijar o pintar propaganda electoral en el interior o exterior de muebles o inmuebles, propiedad, asignados o arrendados como oficinas a las dependencias o entidades.

  • Ejercer sus funciones con eficacia, honradez, legalidad, lealtad, imparcialidad y transparencia.

  • Ejercer debidamente su empleo, cargo o comisión con apego a la Ley.

  • Destinar los recursos públicos únicamente para el fin que fueron otorgados, sin desviarlos para fines político-electorales o para promocionar la imagen de algún servidor público.

  • Abstenerse de utilizar los recursos públicos, ya sean materiales como vehículos, inmuebles u otro tipo de bien, humanos y financieros que tengan asignados para el desempeño de su cargo o comisión para fines distintos a los que fueron destinados, tales como apoyar a un partido político o candidato.

  • Custodiar y resguardar los bienes que le fueron encomendados para el desempeño de su cargo y/o comisión y no utilizarlos ni prestarlos para campañas político-electorales.


  • Vigilar que se cumplan con los objetivos de los programas de carácter social, cuidando que los recursos que fueron destinados a ellos, no se desvíen o condicionen su otorgamiento con fines políticos-electorales o de promoción a la imagen de un servidor público o candidato o de condicionar el voto a favor de un candidato o partido político.

  • No hacer uso indebido de su empleo, cargo o comisión para favorecer algún partido político o candidato.

  • No ejercer presión de cualquier tipo sobre sus subordinados para favorecer o realizar actividades para beneficiar algún candidato o partido político.

  • Evitar hacer proselitismo durante su jornada de trabajo.

  • Abstenerse de realizar propaganda política en su lugar de trabajo.

  • No distribuir o permitir la distribución de propaganda en el interior de las oficinas y edificios públicos, tales como gorras, trípticos, camisas, plumas, pines, vasos que contengan la imagen de un candidato o partido político y que promocionen el voto a su favor.

  • No condicionar la prestación de un servicio público, el cumplimiento de programas o la realización de obras públicas, el otorgamiento de concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones, subsidios, ayudas o la realización de las obras públicas, inclusión en programas, planes y presupuestos, en el ámbito de su competencia, para inducir la emisión del sufragio a favor de un candidato o partido político.

  • No proporcionar o permitir el uso de maquinas y equipos (como computadoras, fotocopiadoras, faxes, impresoras, teléfonos, aparatos electrónicos de video y sonido, Internet y otros servicios de red) para apoyar a un candidato o partido político.

  • Denunciar ante las autoridades competentes, las irregularidades que se cometan, contrarias a lo dispuestos en las leyes de la materia.


  • No asistir o autorizar al personal subordinado que  en horario de labores acudan a cualquier acto partidista o de apoyo a candidato alguno.

  • No permitir o autorizar que con cargo a la dependencia o entidad se realicen aportaciones o donativos a partidos políticos o candidatos, en dinero o en especie, por sí o interpósita persona.

  • No invitar, solicitar o permitir la presencia de algún candidato o representante de algún partido para promocionar el voto a su favor en las oficinas públicas.

  • No obligar o inducir al personal bajo su cargo a emitir su voto a favor de un partido político o candidato.

  • No utilizar vehículos de la dependencia o entidad, el día hábil anterior a la jornada electoral y durante el transcurso de la misma.